Descripción

Nuestras muñecas son diseños originales, ningún molde comercial ni tecnología 3D se utiliza para su realización. Cada una se hace totalmente a mano, de manera artesanal, de a una por vez. Son muñecas de autor y nunca se realizan dos que sean exactamente iguales.
El proceso completo desde el prototipo a la muñeca final envuelve varios pasos y puede llevar varios meses, según la complejidad del diseño y el tamaño de la muñeca. Para realizar a Malena y a nuestros otros modelos se esculpe primero una figura de plasticera, de mayor tamaño que la muñeca final deseada ya que hay que tener en cuenta el encogimiento posterior de la porcelana. Se corta en los puntos de articulacion, se agregan las bolas y se detallan los encastres. Se realiza un primer juego de moldes de yeso a partir de los cuales se obtiene una única copia en porcelana, que luego de refinada, pulida, bizcochada y cocida a 1245 grados C se convertirá en el master. A partir de este master se realizan los moldes definitivos a partir de los cuales se obtienen todas las copias en porcelana.
Las pequeñas piezas se pulen en la etapa de crudo una por una, para eliminar rebabas, pinholes y pequeños defectos. Se modifican las posiciones de los dedos de las manos y se detallan los pequeños detalles de manos, rostro y pies que puedan haberse diluido. En este momento del proceso se realizan en cada pieza pequeñas modificaciones de manera que no hay dos manos con gestos iguales ni dos rostros iguales exactamente. Se abren todas las aberturas para el enhebrado y se realiza el agujereado para colocar luego los ejes de metal. También en esta etapa de crudo se realizan las cabezas a pedido modelando desde cero para obtener retratos realistas de personajes a pedido. Se bizcochan entre 750 y 900 °C, según el tipo de porcelana y se revisan, volviendo a lijar donde sea necesario. Luego se realiza la cocción final a 1220-1260° C en horno eléctrico. Cada cocción insume de 20 a 24 horas en total, entre el inicio de subida de la temperatura y el enfriado total del horno. La horneada es clave en el proceso, meses de trabajo pueden perderse si ocurre cualquier falla en esta etapa. Las piezas pueden deformarse o quebrarse debido a las tensiones que provocan las altas temperaturas y en ese caso deben ser reemplazadas por otras.

Una vez que la piezas están cocidas, se lijan nuevamente, ya que el proceso de cocción deja una delgada capa de residuo en la superficie, dandole un tacto rugoso a la pieza. Utilizando lijas de grano fino se pule cada pieza con cuidado para revelar el brillo satinado de la superficie.

La muñeca se pinta y decora con las técnicas deseadas. Según la terminación elegida los materiales, procesos y tiempo que insume su realización cambian. Tenemos dos líneas de muñecas, la  principal usando acrílicos y pasteles, y la nueva línea "Salamander" , con terminación de pinturas vitrificables permanentes de tercer fuego, tambien llamadas "china paints".

Para la línea "Principal" se pintan en varias capas las muñecas con acrílicos,acuarelas, pasteles y lápices, laqueando entre capa y capa para fijar y proteger los colores. Se deja la laca, con protección UV,  curar apropiadamente al menos tres días antes de proceder al armado. En cada listado se aclara con cuales materiales están terminadas las muñecas. Esta terminación es resistente, versátil  y duradera, y la muñeca puede ser limpiada con un trapo suave húmedo en caso necesario. Sin embargo, debe protegerse a la muñeca de calor y humedad extremos, de cualquier clase de solvente, incluyendo alcohol y no rayar ni lijar su superficie. Esta línea seguirá en producción como hasta ahora para ofrecer a nuestros clientes una variedad de opciones accesibles.

La línea "Salamander" incluye muñecas con terminación de pinturas de tercer fuego, las cuales son inalterables y permanentes. Las pinturas de China son colores translúcidos, que deben aplicarse en varias capas delgadas para lograr toda la intensidad y profundidad de los colores, y se cuecen entre cada capa a 750 grados Celsius para que la pintura se adhiera a un nivel molecular con la superficie de la porcelana. Algunas piezas, como la cara, pueden llegar a tener más de diez de estas cocciones. Los colores de porcelana tienen tendencia a perderse un poco e incluso cambiar de tonalidad en cada cocción, lo que implica aún más y más capas de detalles hasta alcanzar el efecto deseado.El proceso se alarga significativamente además si se tiene en cuenta el tiempo que tarda el horno en subir la temperatura y el que tarda en enfriar, para lo que es necesario esperar casi un día completo. Estas pinturas no son afectadas por la luz, la humedad ni la temperatura. No se rayan ni pelan y pueden durar para siempre sin alteraciones.  Todas las muñecas etiquetadas bajo el nombre "Salamander" tendrán desde ahora esta terminación.

En cualquiera de los casos anteriores no se recomienda sumergir la muñeca en agua para no afectar el mecanismo interno de ensamblado.

Se cortan los ejes en acero inoxidable a medida de cada articulación, esto se hace en el momento, ya que dependiendo del encogimiento de la porcelana, estos tendrán medidas diferentes. Se realizan los ganchos con este mismo alambre de acero. Se cortan y pegan las protecciones de cuero en cada articulación, esto previene roces pero también ayuda a la posabilidad de la muñeca.

Se enhebra con elástico redondo. Una vez armada, se coloca la peluca, realizada en mohair o fibra sintética según el caso.

Se realiza cada accesorio y pieza de vestuario a mano, incluyendo el stand y zapatos, respetando en lo posible la escala en los detalles y materiales utilizados. Los diseños pueden ser propios o a pedido del cliente.

Estas muñecas son una piezas de arte originales, únicas, para coleccionistas adultos, NO son  juguetes y no están diseñadas para ser manipulada por niños.